Buenas lecciones para ahorrar energía en escuelas y colegios

Imagen

Son fáciles de aplicar. La ideas es convertir a la escuela o colegio, en un ejemplo de cuidado ambiental a seguir.

Luces e iluminación:

1. Apagar las luces cuando no se necesiten-no hay ninguna razón para salir y dejar luces encendidas si un lugar está sin uso por varios minutos.

    Formar una patrulla de la energía con los estudiantes, para asegurar que las luces estén apagadas en lugares vacíos (verificación de salones de clase, cafetería, auditorio, etc.).
    Hacer que los estudiantes hagan signos y pegatinas para recordar a la gente que apague las luces cuando salen de una habitación.
    Poner interruptores de la luz donde la gente puede encontrarlos y hacer uso de ellos.

2. Usar lámparas fluorescentes compactas  (CFL) y LED

    Hacer que los estudiantes calculen los ahorros de energía logrados a través del reemplazo de los focos de luz incandescente por las lámparas fluorescentes compactas y LED.

Computadores:

1. Si los equipos escolares tienen características de administración de energía, hacer que los controles estén definidos para que entren en el modo “sleep” cuando no estén en uso activo. (Los screensavers  no ahorran energía, sólo el modo de reposo o hibernación.)

2. Los estudiantes deben apagar los monitores que no se vayan a utilizar para el siguiente período de clases. Todos los computadores deben estar apagados al final del día y los fines de semana, a menos que los técnicos de la red indiquen específicamente lo contrario.

    Formar una patrulla de la energía con los estudiantes, para asegurarse de que los monitores estén apagados cuando los equipos no están en uso y para apagarlos por completo al final del día.

Involucrar a la escuela o colegio entero

1. Involucra a toda la comunidad en cuestión. El ahorro de energía se ve más reflejado cuando toda la escuela se une a los esfuerzos de conservación. Las escuelas con programas eficaces de ahorro han informado reducciones de hasta el 25% en las facturas de servicios públicos.

2. Dar a conocer los costos de energía y el ahorro. Cuando la gente se da cuenta de cuánto le cuesta darle electricidad a la escuela, pueden ver el  porqué vale la pena un poco de esfuerzo extra para evitar el desperdicio.

FUENTE: http://www.consumoeficiente.org.ve/noticias/buenas-lecciones-para-ahorrar-energia-en-escuelas-y-colegios/#.UnY1OxCapmM

[Seguir:@ConsumoEficienT]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué hacer....? Consejos y Recomendaciones, Consejos para ahorrar y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s